Páginas vistas en total

lunes, 7 de noviembre de 2011

CAPITULO 5

Capítulos anteriores:

Cap 3: -Damon: No sabía lo que me pasaba con esa chica, Lucía. Me volvía loco. Tenía un sueño, no había pegado ojo en todo la noche, solo pensaba en ella y solo en ella. Tenía un rostro precioso, oh… sus ojos esos preciosos ojos entre verdes i azules me hipnotizaban. No podía dejar de mirarlos. I su pelo, aquel precioso pelo ondulado i tan suave, había tenido la ocasión de tocarlo. Me parece que me estoy empezando a enamorar de ella. Y no olvidemos su sonrisa cuando nos reímos vi su sonrisa era preciosa. Me gustaba verla sonreír.

Cap 4:

-Damon: - Te gusto?

-Lucía: - Que? Empecé a sudar más de lo que estaba.

-Damon: - Que si te gusto? Tienes mi nombre por toda la parte de la hoja.

____________________________________________________________________________

Lucía: - No, no me gustas. Como me vas a gustar, si te acabo de conocer. Es que tengo un primo que se llama igual que tu i me ha pedido que le haga esto.

Lucía: Dios parecía una imbécil, que me había pedido mi primo una hoja llena con su nombre, valla escusa más penosa. Dios estaba más incomoda no podía casi ni hablar. Yo no quería que supiese que me gustaba aún, pensaría que soy una cualquiera, tipo Stela.

Damon: - Ah vale, pues entonces creo que vas a tenerle que hacer otro a tu primo por que se te ha manchado de tinta. JAJAJA.

Lucía: Mira hacía la hoja, se me había petado el bolígrafo , estaba todo lleno de tinta, de los nervios que tenía, seguro lo había petado yo con mis propias manos.

Lucía: -Mierda, se me ha manchado el cuaderno.

Damon: Me deje de reír cuando vi que tenía todos los cuadernos llenos de tinta.

Damon: - Déjame, que te ayude. Le ayude limpiando los cuadernos con un clínex que me había dejado ella.

Lucía: -Joder, se me han manchado todos los apuntes de hoy.

Damon: -Si quieres, de dejo los míos i mañana si eso, me los devuelves.

Lucía: - Si por favor, te lo agradecería.

Damon: Esta era la ocasión perfecta para preguntarle lo de los grupos de Francés. Ahora lo tenía claro, sabía que le gustaba. Que feliz estaba.

Damon: - Te los dejo, pero con una condición.

Lucía: -jaja, Cual?

Damon: -Te gustaría ir con migo en el mismo grupo, para la excursión de Francés?

Lucía: -Claro, me encantaría.

Damon: -Bien pues cuando acabe la clase de mates te dejo los apuntes y vamos a decirle al profesor de francés que vamos juntos vale?

Lucía: -Vale. Me había pedido, que fuese con él. Estaba tope feliz, el corazón se me había acelerado a cien por hora.

Damon: - Perfecto, ahora solo nos falta dos personas más para el grupo.

Lucía: En ese momento apareció Stela con Aurora. Como no Stela siempre me arruinaba los pocos momentos bonitos que tenía en mi vida.

Damon: - Por mi vale, por cierto soy Damon, encantado de conocerlas.

Aurora, Stela: - Lo mismo digo.

Damon: - Lucía, te parece bien que vengan con nosotros.

Lucía: Stela me miraba, con su mirada asesina, como diciendo que aceptara. Que si no me iba arrepentir el resto de mi vida y se iba a vengar. Como si mi vida no fuese más miserable por culpa de ella, pero sabía que si decía que no , sería capaz de hacer una cosa terrible así que iva aceptar. Que mal, que no estuviese mi mejor amiga aquí. Elena, siempre dejaba mal a Stela, ella era mi confidente, mi protectora era como un Ángel, La quería mucho. La semana que viene, vendría otra vez al instituto, se había ido un mes a ver a su familia de Méjico pero pronto volvería, y sabía que si no le guardaba el sitio en mi grupo para la excursión me mataría.

Lucía: - Esta bien, (mire a Stela) Elena también viene en nuestro grupo. Stela me miro con una cara. Pero sabía que no quedaba de otra.

Stela: - Esta bien, dijo fríamente.

Damon: - Quien es Elena?

Lucía: - Mi mejor amiga.

Damon: - Tengo ganas de conocerla, seguro que es tan simpática como tú.

Lucía: Se me saltaron los colores y Damon se empezó a reír. No sabía qué hacer así que también empecé a reírme con él.

Lucía: - Si, si que es simpática. Había olvidado a Stela por un momento, la mire ella también estaba roja, pero no de vergüenza si no de rabia. Sabía que a ella le gustaba Damon pero esta vez no me volvería a quitar a él chico que me gustaba. Siempre se hacía novia de ellos solo para fastidiarme.

Lucía: Era la hora de matemáticas, todo el mundo se sentó en su pupitre, al sentarse Damon , giro i me guiño un ojo luego miro a la pizarra. Madre mía, Damon me había guiñado un ojo, ya volvía a sentir esas corrientes eléctricas, lo que sentía por él nunca lo había sentido por ningún chico. Stela, me estaba mirando, por lo que se ve también le gustaba, pero esta vez me lo iva a quedar yo, porque sentía que él i yo conectábamos. Por fin se acabo la clase, se hico eterna.

Damon: -Vamos?

Lucía: - Si, empecé a recoger mis cosas i Salí del aula.

Recibí un mensaje, era de Stela Decía:


-Hoy has ganado, pero este juego no se ha acabado, Damon será mío te lo prometo, y tu sabes que cuando quiero algo, lo cumplo.

Hola chicas espero que os haiga gustado este capítulo, tengo una pregunta para vosotras.

Con quien queréis que se que Damon? con Lucía o Stela, es para sabes cómo tengo que evolucionar la novela, puede pasar cualquier cosa.

Si queréis que se quede con Lucía, comentad una L.

Si queréis que se quede con Stela, comentad una S.

Gracias.

domingo, 6 de noviembre de 2011

CAPITULO 4

Lucía:

Sonó el timbre de clase, era la penúltima hora y ahora tocaba matemáticas y para casa :)

Estaba en la última fila, en una esquina como siempre. Empecé a dibujar, y creo que se me fue la olla un   poco, porque empecé a escribir el nombre de Damon unas cien mil veces en una hoja. Sentí una presencia que estaba enfrente mío. Reconocía ese olor, era Damon. Empecé, a ponerme nerviosa, tierra trágame!!! Note gotas de sudor en mi cara. Oh dios seguro que ya se había dado cuenta de que estaba su nombre por toda la hoja. Pensaría que estaría loca, ay mi madre.

Damon: Ya había acabado la clase de francés y ahora tocaba la última clase, matemáticas. Quería pedirle a Lucía si quería ir conmigo en el mismo grupo de Francés. El profesor nos digo que íbamos hacer una excursión al sur de Francia 1 semana, y teníamos que hacer grupos para las actividades que íbamos hacer allí. Total que, me acerque a ella, para pedírselo. Estaba dibujando, y me acerque para ver que dibujaba. Era un nombre, no es posible era mi nombre. Dios me gustaba, pero la duda que tenía era si le gustaba yo, y ahora tenía esperanzas, así que le pregunte.

Damon: - Te gusto?

Lucía: - Que? Empecé a sudar más de lo que estaba.

Damon: - Que si te gusto? Tienes mi nombre por toda la parte de la hoja.


martes, 1 de noviembre de 2011

CAPÍTULO 3: Desayuno con mamá

CAPÍTULO 3: Desayuno con mamá

Antes de empezar el capítulo quiero dedicárselo a mis amigas LeoPresumida y LadyRebel y mi prima <3 que tenían muchas ganas de leer el tercer capítulo jajaja espero que os guste. Un besoo gigante.

Lo siento si el nombre del capítulo és cutre, és que no sabía que poner.

Lucía: Sentí una voz despertar-me. Era mi madre que decía que si no me despertaba ya, llegaría tarde a clase. Me levante medio grogui, tambaleando como un pingüino. Lógico, la noche anterior no había pegado ojo, solo pensaba en él, en Damon , la verdad me estaba haciendo demasiadas ilusiones con él. Él era un chico muy guapo y a my solo me conocían en el instituto como la hermana bastarda puta y desgraciada de Stela. Stela era la más popular del instituto y siempre se llevaba a los chicos más guapos. No me extrañaría que se quedase con Damon. Ella siempre logra lo que quiere a costa de quien sea i cueste lo que le cueste. Stela es realmente preciosa es rubia con ojos azules y siempre la confunden con una inglesa. Yo en cambio, tengo el pelo rubio oscuro, y unos ojos entre azules y verdes un mixto. Me duche i me puese unos jeans i una cami fucsia con una chaqueta negra y como no mis converse, me encantaban las converse. Bajé a desayunar y empecé a comer crispis con leche cuando mi madre me preguntó:

Teresa: -Hija, como te fueron las clases ayer?

Lucía: Aunque Damon había hecho olvidarme de mis problemas, aún me dolía i estaba rabiosa con migo misma por lo que me dijo Stela.

-Bien, Mentí.

Teresa: - Segura? , pues eso no és lo que me ha dicho el Director Alfredo.

Lucía: Esta bien mamá , entonces ya sabes lo que ha pasado no?

Teresa: - Sí , se la versión de el Director pero quiero que saber la tuya.

Lucía: - Está bien mamá. Le explique todo lo ocurrido ayer, y también lo culpable que me sentía por la muerte de mi padre.

Teresa: - En primer lugar, tú no tienes la culpa por la muerte de tu padre entiendes, tú no tienes la culpa de que tu hermana sea una inmadura de 16 años que no entiende, que las personas comenten errores, y que sus padre igualmente se iban a divorciar por qué no se llevaban bien. Y en todo caso la muerte de tu padre no fue tuya, si no mía por estar con él cuando aún no se había divorciado con la madre de Stela. Cariño, solo quiero que entiendas que lo siento mucho, por mi culpa tu estas sufriendo y yo no quiero que sufras.

Lucía: -Mamá, tú no tienes la culpa vale, yo sé que mi padre fue el amor de tu vida y que mi padre siempre te quiso a ti .A él le obligaron a casarse con la madre de Stela por conveniencia. Y mi padre y la madre de Stela nunca se quisieron, solo tuvieron a Stela para juntar las dos fortunas de las famílias.



Teresa:

- Hija yo amaba a tu padre y murió, no me dio tiempo a decirle que le quería y que nunca le deje de amar. Pero he intentado de mil maneras entrar en razón a Stela o a su madre y no hay nada que les haga cambiar de opinión. Prométeme que ya no te vas a sentir mal por la muerte de tu padre.

Lucía: - Mamá…

Teresa: - Prométemelo.

Lucía: - Está bien, mamá te lo prometo.

Teresa: - Bien, ahora vete a clase, que llegaras tarde. Hoy te llevo en coche.

Lucía: -Vale. Me emocionaba que mi madre me llevase en coche, ya que casi siempre iba andando. Pero eso iba a cambiar por qué me iba a sacar el carnet de conducir.

Ya había llegado al instituto, estaba cerrando mi taquilla, había cogido mis libros que me tocaban ese día, cuando de repente oí que alguien me hablaba por detrás. 




XXX: Hola, ya estas mejor que ayer?

Lucía: Sí, gracias. Era Damon, solo de oír su voz el corazón se me aceleraba a mil por hora. Estábamos a pocos centímetros, juntos. Podía oir su aliento y estar tan cerca de él me hacía sentir no sé cómo emocionada, vamos en pocas palabras me excitaba estar al lado suyo. Me parecía raro, pero con él me sentía segura, aunque solo lo conocía de un día XD.

Damon: Me alegro. Bueno que clase te toca ahora.

Lucía: Sociales.

Damon: Que casualidad, a mi también eso significa que tenemos a la misma tutora osea que estaremos bastantes clases juntos.

Lucía: Sí eso parece. Genial pasaría tiempo con él pero tenía miedo por si Stela le gustaba. No me podía imaginar a Damon i a Stela juntos, solo de imaginármelo ya me dolía. Ay mi madre, me estaba enamorando de un chico que solo le conocía de ayer, solo sabia su nombre. No sabía nada de él. Pero bueno supongo que es amor a primera vista, o al menos eso dicen.

Damon: Bueno vamos a clase, ya ha sonado el timbre.

Lucía: Si vamos.

Damon: Ah por cierto, que mal educado soy, me llamo Damon encantado de conocerte. Me estrecho la mano.

Lucía: Lo mismo digo jajaja nos reímos. Jope, otra vez las corrientes estas eléctricas, es que nunca iba a dejar de sentirlas al rozar su piel, en verdad sentía una sensación agradables pero electrocutaba.

Damon: No sabía lo que me pasaba con esa chica, Lucía. Me volvía loco. Tenía un sueño, no había pegado ojo en todo la noche, solo pensaba en ella y solo en ella. Tenía un rostro precioso, oh… sus ojos esos preciosos ojos entre verdes i azules me hipnotizaban. No podía dejar de mirarlos. I su pelo, aquel precioso pelo ondulado i tan suave, había tenido la ocasión de tocarlo. Me parece que me estoy empezando a enamorar de ella. Y no olvidemos su sonrisa cuando nos reímos vi su sonrisa era preciosa. Me gustaba verla sonreir.



Bueno espero que os haiga gustado, este es largo ehh jajaja adiós un besoo <3